Ejemplo de prefijos


A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z

30-11-2017

En lengua castellana, el prefijo es una fracción muy pequeña de una palabra que si lo sumamos a un lexema, tiene el valor de cambiar su significado. Esta fracción de palabra viene a definirse como morfema. En el caso particular del prefijo, el morfema se colocaría antes del lexema ya que prefijo proviene de latín praefixus que significa poner delante.

prefijos

Un claro ejemplo de prefijo sería: anti-. Este morfema compuesto por dos sílabas, indica contrario a algo o a alguien:

  • Antipático: nos indica aspectos negativos sobre el carácter de una persona a la que nos podemos imaginar cómo alguien serio y poco amable.
  • Antisistema: nos traslada la idea de una persona que no se encuentra conforme con el sistema establecido en la sociedad y que cree posible mejorar el mundo a través de otros ideales.
  • Antídoto: sustancia que se utiliza para atacar los efectos producidos por haber entrado en contacto con algún producto tóxico.

Observamos que los prefijos, por si solos, generalmente no tienen ningún significado propio, sin embargo, si los unimos a otros lexemas multiplican su valor ya que en algunos casos dan significado a otros morfemas formando palabras completas y en otros casos, cambian radicalmente el significado de una palabra ya existente. Veamos un ejemplo de este último caso:

En castellano encontramos la palabra “conforme” que significa estar de acuerdo con algo a alguien, si a esta palabra la añadimos el prefijo “dis” formando la palabra “disconforme” estaremos transmitiendo un significado contrario, es decir estaremos describiendo una situación de alguien que no está de acuerdo con algo.

Otros ejemplos de prefijos

ejemplo de prefijos

Otro claro ejemplo sería el prefijo “ex” que colocado delante de algunas palabras con significado propio invierten el significado del mismo:

  • Pareja – expareja
  • Presidente – expresidente
  • Novia – exnovia

Existen ciertas reglas a tener en cuenta a la hora de usar correctamente los prefijos. Podemos encontrarnos en el caso de tener que utilizar un prefijo acabado en una vocal que coincida con la letra inicial de la palabra a la que vamos a unirla. Por ejemplo, si a la palabra “exposición” queremos añadirle el prefijo “sobre” para matizar el significado, nos encontraremos con que la palabra formada sería: sobreexposición. Algunos expertos gramaticales apuntan que se podría eliminar una de las “e” quedando la palabra de la siguiente manera: sobrexposición.

Los prefijos pueden utilizarse en todo tipo de palabras como pueden ser sustantivos (incultura), adjetivos (inculto), verbos (releer), nombres propios (Centroamérica)…

Los prefijos más conocidos en lengua castellana son:

anti re - ex in – pro – pre – hiper – dis – bi – intro – tele – auto

Todos los derechos reservados

 contacto publicidad legal

Ejemplo de, la web que te resuelve tus dudas